Imagen: Tomada de Prensa Latina
Imagen: Tomada de Prensa Latina

El eurodiputado Manu Pineda presentó en las últimas horas una carta a las autoridades catalanas, de denuncia al acoso que sufre el Consulado de Cuba en Barcelona…

El legislador, que pertenece al Grupo de Izquierda del Parlamento Europeo, tramitó la misiva dirigida a Joan Ignasi Elena García, Conseller de Interior de la Generalitat de Catalunya, en la que le solicita cumplir con la legalidad internacional y tomar medidas para detener el acoso a la sede del Consulado General de Cuba en esa ciudad.

Detalló que el asunto tiene lugar desde el pasado mes de abril, protagonizado por un pequeño grupo desafecto a la Revolución cubana y que se proyecta como “anticastrista”.

Pineda, miembro del grupo para las relaciones con América Latina y de la Comisión de Asuntos Exteriores y Derechos Humanos del Parlamento Europeo, argumentó que “la tranquilidad de dicha oficina consular está siendo perturbada diariamente de manera consciente y deliberada”.

Se está impidiendo la libertad de tránsito y de circulación a todos los integrantes de la oficina. Lo que nos sorprende y preocupa es que, hasta la fecha, no se están adoptando por parte de las autoridades las medidas adecuadas para evitar cualquier atentado contra la integridad, libertad o dignidad (en referencia al personal diplomático), anotó.

El miembro del bloque Unidas Podemos (en el Gobierno) e integrante del Partido Comunista de España apostilló que “toda esta actividad es pública y notoria, pero lo que es más importante y preocupante es que incumple los artículos 28, 31.3, 34, 40, 59 y 64 de la Convención de Viena sobre las Relaciones Consulares, la cual obliga a las autoridades del Estado a interrumpir inmediatamente dichas situaciones”.

El parlamentario refirió, como hechos cotidianos alrededor del Consulado, “amenazas de muerte, mensajes de odio e intimidación, insultos, humillaciones, afrentas, y todo tipo de ofensas hacia los funcionarios y diplomáticos de Cuba”.

Pineda solicitó al Gobierno catalán “que tome las medidas necesarias para garantizar que cesen de inmediato esas acciones y que no se vuelvan a repetir”.

En la misma línea, días atrás la ciudadana cubana residente en Teruel Nery Regina Toledo presentó una denuncia ante el Juzgado de Guardia de esa ciudad, tras vivir una experiencia desagradable cuando debió realizar gestiones consulares en Barcelona.

Tomado de Cubahora

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí