Foto: Internet

Autor: Mirelsys Madrigal | internet@granma.cu

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, rechazó las medidas oportunistas de EE. UU. contra funcionarios del MININT y las Tropas de Prevención de las FAR.

Mediante su perfil en la red social Twitter, afirmó que  EE. UU. refleja la doble moral de un gobierno manipulador y mentiroso.

Las nuevas sanciones arremeten contra los funcionarios  Romarico Vidal Sotomayor y Pedro Orlando Martínez, ambos del Ministerio del Interior (MININT), así como contra las Tropas de Prevención de las FAR conocida como «boinas rojas», informa Prensa Latina.

Tras los sucesos del 11 de julio pasado, la administración de Joe Biden ya había sancionado al ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el general de cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, y a la Brigada Especial Nacional del MININT con el pretexto de que tales eventos violaban los derechos humanos, lo cual sin duda alguna no es más que otra estrategia para socavar la tranquilidad  de la nación cubana.

El mes pasado, en comparescencia pública y televisada, el Rodríguez Parrilla, quien también es miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba,  denunció que los disturbios del 11 de julio fueron motivados por una operación comunicacional que se prepara desde hace tiempo, y a la que se destinan recursos multimillonarios, laboratorios, plataformas tecnológicas con fondos del Gobierno de los Estados Unidos.

Acuso y emplazo al Gobierno estadounidense a que reconozca o desmienta que la compañía, radicada en Miami, que generó esta etiqueta y esta campaña, recibió un certificado del gobierno republicano de la Florida para actuar con fondos estaduales, había dicho el canciller sobre la etiqueta #SOSCuba.

«Emplazo a que confirmen o desmientan que los principales operadores políticos de esta compañía, conectados con una publicación financiada por el Gobierno de los Estados Unidos, y que es parte del conjunto de medios, sobre todo radicados en Miami, que actúan sistemáticamente contra Cuba y que generaron esta campaña, han recibido financiamiento del Departamento de Estado y de la Usaid, como parte de la guerra de información contra nuestro país.

«Los emplazo también a que desmientan que los operadores políticos que lanzaron esta etiqueta han estado organizando manifestaciones con signos de violencia contra la embajada cubana en Washington, que no hace mucho fue atacada a tiros, sin que el Gobierno norteamericano haya dicho una palabra».

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí