Foto: Internet

El augurio del mal –sintetizado en la Organización de Estados Americanos (OEA) y Estados Unidos– lo había previsto: el triunfo de Evo Morales en Bolivia no podía transcurrir de forma pacífica y sin cuestionamientos. Es lo que ha sucedido en esa tierra andina.

Junto a la nada confiable oea se han pronunciado algunos gobiernos, como el argentino de Mauricio Macri, el brasileño de Jair Bolsonaro y el colombiano de Iván Duque, «ofendidos» por la falta de transparencia de los comicios.

Mención aparte para una gran prensa local y algunos medios internacionales, alineados a quienes quieren el caos y la desestabilización.

Se trata de desconocer que en Bolivia hubo elecciones democráticas, transparentes y con iguales posibilidades para cada candidato a la presidencia.

Los votos dieron como vencedor a Evo Morales, quien humildemente ha aceptado y dado respuesta a cualquier cuestionamiento de la oposición, llamando a realizar una auditoría general de cada una de las mesas electorales.

Sin embargo, entre el chanchullo de los observadores de la oea –organización ahora invitada a participar en la auditoría– y la negativa del opositor Carlos Mesa a todo lo que no sea sentarse en la silla presidencial, aunque haya perdido, han calentado las calles bolivianas, donde este martes se reportaban al menos 30 heridos entre manifestantes favorables y contrarios al triunfo de Evo Morales.

El clima en las principales ciudades exhibe vías bloqueadas, gases lacrimógenos y dificultades creadas por los opositores para que el caos se apodere del país.

Las mayores concentraciones se produjeron el lunes en las ciudades vecinas de La Paz y El Alto.

Con un alarde de arrogancia el candidato perdedor, Carlos Mesa, dijo ante sus seguidores que: «O voy preso o voy a la presidencia».

En la ciudad aymara de El Alto, ubicada a más de 4 000 metros de altura, decenas de miles de personas se reunieron para expresar su apoyo al presidente Evo Morales.

Horas antes, una marcha de mineros se abrió paso por el centro de La Paz, entonando consignas a favor del gobierno.

Evo ha convocado a sus bases a «defender la democracia» frente a lo que denunció como un plan de golpe de Estado.

Este martes, el vicepresidente Álvaro García Linera anunció que el opositor Carlos Mesa estaba invitado a una auditoría de las recientes elecciones.

Con información del Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí