Internet
Internet

La XX Cumbre del ALBA-TCP comienza hoy en esta capital, que recibe a presidentes y deviene epicentro de la integración y la solidaridad; también de rechazo a la injerencia de Estados Unidos.

Se trata de la reunión de jefes de Estado y Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y del Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), que fue y sigue siendo contrapartida al neoliberalismo en la región.

El bloque cumple 17 años a despecho de campañas para deslegitimarlo e incluso golpes de Estado o intentonas para desgajarlo.

Aquí tiene en agenda, entre otros temas, el análisis del enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19, la injerencia de Estados Unidos y el programa de acción de la Alianza para el año entrante.

Tiene el objetivo de defender los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, aprobada en esta ciudad a tenor de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Resultan metas y principios comunes que comparten los gobiernos y pueblos de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Dominica, San Vicente y las Granadinas. También de Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nevis, Santa Lucía y Granada.

Como antecedentes más cercanos tuvo lugar en junio en Venezuela la XIX Cumbre del bloque, en ocasión de conmemorarse el aniversario 200 de la Batalla de Carabobo.

ALBA-TCP reafirmó en este período el rechazo al bloqueo contra Cuba y las agresiones contra Venezuela, Nicaragua, así como los intentos desestabilizadores contra el gobierno boliviano.

La Alianza subrayó la defensa de los mecanismos de solidaridad y cooperación en contraposición a las políticas egoístas que preconiza el actual e injusto orden económico internacional. Al respecto refrendó la integración con el Caribe.

Tomado de CubaSí

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí