Internet
Internet

Santiago de Cuba.–Expresión de la fuerza de un país que ha sostenido ejemplarmente el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19, otros dos pasos registró hoy el candidato vacunal Abdala, al comenzar, en esta ciudad, el estudio de intervención poblacional en grupos de riesgo, y continuar, a su vez, la fase iii del ensayo clínico con la segunda dosis del inmunógeno.

Unos 2 000 profesionales y trabajadores, en general, del hospital provincial Saturnino Lora, son incluidos en la inmunización que prevé la mencionada intervención que, al decir del director de la institución, doctor Rafael Suárez Domínguez, está dirigida a evaluar, bajo condiciones controladas, los efectos directos e indirectos del candidato vacunal creado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (cigb), de La Habana.

Para el importante estudio, la cifra incluye al personal del cuerpo de guardia, consulta de Respiratorio, terapias intensivas, salones quirúrgicos, Anatomía patológica, laboratorio y rayos x, quienes, por estar expuestos al contacto con pacientes, o trabajando en la llamada zona roja, corren mayor riesgo de contagiarse con la enfermedad.

Al acontecimiento asistieron la vicepresidenta del Consejo de Defensa Provincial, Beatriz Johnson Urrutia, y la doctora Amaylid Arteaga, directora general del Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos (Cencec), quienes igualmente presenciaron, en el Saturnino Lora, el inicio de la aplicación de la segunda dosis de Abdala a 30 000 santiagueros, voluntarios del ensayo clínico fase III; una etapa que también se cumplimenta, al unísono, en las ciudades de Guantánamo y Bayamo.

Ambas dirigentes reconocieron la labor organizativa del sistema de Salud del territorio, en el cumplimiento de estas acciones de validación científica de uno de los cinco candidatos vacunales cubanos, cuya seguridad va siendo probada con éxito. 

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí