Internet
Internet

Conforme a un estudio publicado el martes por la organizacion promigrante Human Rights First, 6 356 migrantes varados en la frontera sur de Estados Unidos o expulsados a México por el Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, han sido objeto de violencia.

Mientras se cumplen siete meses desde la llegada del poder de Biden como presidente de EE.UU., “al menos se han matriculado 6356 informes de secuestros y otros ataques contra los migrantes expulsados por la Administración demócrata, incluidas denuncias de violación, trata de personas y asaltos armados violentos, contra solicitantes de asilo, entre ellos niños, que fueron expulsados a México”, señala el citado estudio.

Entre las denuncias de aludido informe se configura el caso de una migrante de origen hondureña, golpeada violentamente frente a los ojos de su hijo de 11 años en Ciudad Acuña, en el fronterizo estado mexicano de Coahuila, tras ser expulsada por los oficiales norteamericanos de inmigración.

Según una encuesta realizada de mediados de junio a mediados de agosto de 2021, basada en los datos recopilados por la organizacion promigrante Al Otro Lado y analizados por Human Rights First, casi 83 % de todos los solicitantes de asilo varados en los estados mexicanos fronterizos con Estados Unidos informaron haber sido víctimas de ataques o intentos de ataque, o haber recibido amenazas en el último mes.

Las deportaciones han provocado la preocupación de las agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que advirtieron a las autoridades estadounidenses sobre el tratamiento de los migrantes vulnerables que necesitan protección humanitaria.

En este sentido, mediante un comunicado divulgado el 11 de agosto, el representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Matthew Reynolds, manifestó su preocupación por la nueva práctica de Estados Unidos de expulsar por avión a los refugiados y migrantes, advirtiendo que, en medio de pandemia, esta medida aumentará el riesgo de infección por el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Las estadísticas señalan que durante el Gobierno de Biden, quien en búsqueda de ganarse el voto hispano prometió mejorar la situación de los latinos, las detenciones de los indocumentados han batido récord todos los meses desde marzo.

Tomado de CubaSí

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí